Olympiapark

Cuatro décadas más tarde, el parque olímpico de Múnich sigue siendo una privilegiada zona verde a la que no le faltan atractivos. Instalaciones deportivas, naturaleza y una completa programación cultural y de ocio concentrados en un espacio de 985.000 m2

Olympiapark desde el mirador situado en la colina

Olympiapark desde el mirador situado en la colina

 

El Olympiapark, o parque olímpico, fue construido con motivo de los Juegos Olímpicos de 1972 y todavía hoy es un excelente ejemplo de arquitectura moderna donde deporte, ocio y cultura confluyen con total naturalidad.

A nivel de instalaciones deportivas, Olypmiapark acoge entre otros el estadio olímpico, varios pabellones, el palacio de hielo o la piscina cubierta. Mientras que los dos primeros se usan principalmente para la celebración de conciertos musicales, el pabellón de hielo permite ir a patinar y la piscina funciona abierta al público general como un espacio más de la red municipal.

De cara al visitante, algunas de las instalaciones ofrecen visitas guiadas. Es el caso del estadio olímpico, cuya oferta de tours incluye desde simples visitas a actividades de aventura. Eso sí, los horarios son relativamente reducidos y cabe informarse ante la entidad que gestiona el recinto.

A nivel arquitectónico, cabe mencionar que el estadio supuso una revolución técnica en su día. Con capacidad para 69.000 personas, sus cubiertas que combinan metal y plástico configuran un atractivo y característico panorama. Hasta la inauguración del Allianz Arena, fue sede de los dos equipos locales de fútbol: FC Bayern y TSV 1860.

Tanto el estadio como el complejo en su conjunto estuvo diseñado por el arquitecto e ingeniero alemán Frei Otto y costaría 1,35 billones de marcos alemanes en 1972.

Miradores
Una magnífica oportunidad de observar Olympiapark y toda la ciudad de Múnich es la de encaramarse a lo alto de la torre de comunicaciones, situada en el centro del parque y cuyo mirador, de casi 190 m de altura, permanece abierto todos los días de 9 de la mañana a 12 de la noche.  Alberga además un elegante restaurante, el 181, distinguido con una estrella Michelin.

Más sencillo pero igualmente atractivo es subir al mirador de la colina del parque, en este caso paseando o en bici. También permite ver el jardín en su conjunto y la inmensa mayoría del casco urbano. No en vano, es el punto muniqués–más allá de torres– a mayor altitud. En días claros, es posible observar los Alpes de fondo con la ciudad en primer plano.

Actividades
Cabe señalar por otro lado la intensa actividad cultural y lúdica del parque durante los meses de verano, escenario de conciertos, una pequeña feria o pases de cine al aire libre. Entre el programa veraniego destacan dos festivales: Tollwood y el Theatron.

En los alrededores del parque encontramos además el complejo de la BMW, con el BMW-Welt, la factoría, las oficinas y el museo de la marca de coches bávara.

“Ideal para un agradable paseo”

Más información:

Spiridon-Louis-Ring 21

La web de Olympiapark München GmbH, la empresa que explota el complejo, informa detalladamente de las actividades que se llevan a cabo: www.olympiapark.de

Espacio sobre Olympiapark en la web oficial muenchen.de (alemán)

Cómo llegar:

U-Bahn U3. Paradas en Olympiazentrum o Petuelring

Tranvía 27. Paradas en Gartenstrasse o Petuelring

Anuncios

  1. Pingback: Tollwood: festival de verano | Muniqueando - Guía de Múnich en español - Guía de viajes - Múnich - Munich - München

  2. Pingback: Múnich, mucho más que cerveza | mama, què fem demà?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: