TOP

Diez lagos formidables para bañarse en los Alpes (y Prealpes) Bávaros

En Baviera hay cientos de lagos, la mayoría de los cuales suponen una oportunidad inmejorable para darse un refrescante chapuzón durante los días de verano. En este post recogemos una pequeña selección de diez lagos en los Prealpes y los Alpes bávaros, todos relativamente cerca de Múnich.

Había pensado en titular este post como Los 10 lagos más bonitos de Baviera. Seguro que hubiese logrado un mejor posicionamiento orgánico del texto en buscadores, pero el patinazo hubiera sido considerable. En el land de Baviera hay más de 200 lagos con una superficie superior a las tres hectáreas, y si sumamos los más pequeños la cifra es mucho mayor, por lo que proclamar los diez mejores es una tarea prácticamente imposible. 

Así las cosas, he preferido limitarme a una selección de diez lagos, situados todos ellos en la región alpina y prealpina de Baviera (en realidad, he incluido el Plansee en la selección, situado en el Tirol a escasos kilómetros de la frontera; me gusta demasiado ese lugar). Hay muchos otros de aguas cristalinas hacia el norte, y también los hay de gran valor a tiro de piedra de la capital, si bien me los guardo para otro momento. Todos los aquí seleccionados son lagos naturales y disponen de una zona habilitada para el baño

Allá vamos (ordenados de más cerca a más lejos de Múnich):


1. Starnberger See

lagos formidables bañarse baviera
Starnberger See. /@jordi_orts

Con 56 km2 de superficie, el lago de Starnberg es el segundo más grande de Baviera y seguramente uno de los más accesibles desde Múnich. Varios de los pueblos de la orilla norte y oeste del lago están comunicados con la capital mediante tren metropolitano (S-Bahn). Starnberg se sitúa a solo 25 km de Múnich ciudad.

Suele estar bastante concurrido, pero es enorme, por lo que sigue siendo una opción excelente para tomar un baño o pasar un día “de playa” a la bávara. En los días claros, contemplar este mar de veleros con la silueta del Zugspitze en la lejanía es un auténtico placer.

Dónde bañarse:

Múltiples puntos para bañarse. Si llegamos en tren, las mejores opciones seguramente sean Starnberg o Tutzing, más al sur y con una zona de césped confortable en el centro del pueblo. Si vamos en coche, las posibilidades que tenemos son mucho mayores (y mejores). Hay muchas zonas de césped y sombra, a la orilla del lago, entre Starnberg y Tutzing. Al otro lado, Münsing o Ambach también ofrecen algunas playas lacustres confortables.

Dónde comer:

Muchas opciones, por ejemplo el biergarten de Tutzing o un bocata de trucha ahumada en alguna de las pescaderías de Ammerland (Münsing). 

Cómo llegar:

En el área metropolitana de Múnich, se llega fácil en coche (A95. Hay que tener en cuenta que es muy largo, así que si nos quedamos en Starnberg son 25 km, pero si preferimos conducir hasta el extremo sur, Seeshaupt se ubica a 50 km de Múnich. 

En tren, hay que tomar el S-Bahn S1 hasta el final de la línea (hay varias paradas que nos dejan en el lago, la primera de ellas Starnberg ciudad).


2. Tegernsee

Tegernsee diez lagos bañarse baviera
Zona de baño en el Tegernsee. /@jordi_orts

El Tegernsee probablemente sea el lago más exclusivo de Baviera, donde muchos muniqueses adinerados disponen de una segunda residencia. Eso sí, bañarse aquí, como soñar, es gratis, así que ofrece varias puntos de baño excelentes. Tanto en los pueblos que lo circundan, como en otros puntos más tranquilos.

Tiene una superficie de 9 km2, 50 km al sur de Múnich en dirección al Tirol. A 750 metros de altitud, a tocar de las montañas. 

Donde bañarse:

Variedad de puntos, en mi caso siento debilidad por la pequeña playa de Kaltenbrunn, al norte. Se accede por un camino precioso cruzando el prado.

Dónde comer:

Hay para todos los gustos. También, y mucho, para los más exquisitos. De hecho, en la localidad de Rottach-Eggern se sitúa el restaurante Überfahrt, 3 estrellas Michelin y considerado por la crítica gastronómica uno de los mejores restaurantes de Alemania. Prohibido ir en chanclas, y sin reserva. Una opción más convencional sería el Herzogliches Bräustüberl en Tegernsee pueblo.

Cómo llegar:

Desde Múnich, hay que tomar la A8 en dirección a Salzburgo hasta Holzkirchen. Luego son unos 15 km por la carretera secundaria B318. Pueden ser 45 minutos, o 90, según el tráfico. En fin de semana se complica bastante el acceso.

En tren se tarda una hora hasta Tegernsee pueblo, tomando el regional bávaro, el BOB.


3. Fohnsee (Osterseen)

lagos baño baviera
Fohnsee, uno de los Osterseen. /@jordi_orts

Los Osterseen son un grupo de 24 lagos naturales situados justo al sur del lago de Starnberg, todavía en la llanura prealpina. Es una zona húmeda protegida de una belleza imponente, configurando un paisaje que combina lagos, humedal, prados (con sus vacas) y pueblecitos entrañables, como Iffeldorf. 

En algunos lagos no está permitido el baño, siendo posible en otros. Óptimo es el Fohnsee (0,2 km2), que dispone de una zona de césped y arboleda junto al camping homónimo. La playa es de piedras y el agua muy clara. Además no cubre prácticamente nada en una área relativamente amplia. 

Es un espacio popular, pero no masificado. Pese a la proximidad con Múnich y la calidad del paisaje.

Dónde bañarse:

Junto al camping del Fohnsee.

Dónde comer:

El biergarten y restaurante Waldhaus am Fohnsee, en el mismo camping y prácticamente situado en la orilla del lago, es bastante correcto. Y muy cómodo para una jornada lacustre.

Cómo llegar:

El Fohnsee dista 55 km del centro de Múnich, siguiendo la A95 hacia Garmisch-Partenkirchen. Hay que salir en Iffeldorf, y prácticamente estamos en el Fohnsee. Llegados al pueblo, simplemente seguir las indicaciones del camping.

Se puede ir en tren a Iffeldorf, y luego andar hasta el lago, pero necesitamos más de hora y media para una distancia de 55 km, debido a las malas conexiones.


4. Staffelsee

Zona de baño en el Staffelsee, en Uffing. /@jordi_orts

El Staffelsee es otro excelente lago situado en los Prealpes. Tiene 8 km2 de superficie y se sitúa a unos 650 metros sobre el nivel del mar. Es un lago relativamente poco profundo, con múltiples puntos de acceso en los que el agua no cubre demasiado.

Unos 70 km al sur (suroeste) de Múnich, con la ciudad de Murnau a una orilla y el bucólico pueblo de Uffing a la otra.

Dónde bañarse:

Siento debilidad por Uffing am Staffelsee. Una opción es aparcar junto al restaurante Alpenblick y recorrer la Seestrasse en busca de un lugar tranquilo para asentarnos.

Dónde comer: 

El Seerestaurant Alpenblick puede ser una buena opción a orillas del lago. Dispone de biergarten

Cómo llegar:

Para llegar desde Múnich, tomamos la A95 hasta la salida de Uffing am Staffelsee o hasta Murnau, según dónde queramos colocarnos. Mi consejo es Uffing.


5. Chiemsee

Chiemsee lagos bañarse Múnich
Lago Chiemsee, con la Fraueninsel de fondo. /@jordi_orts

Si descontamos el Bodensee (lago Constanza), que únicamente transcurre por Baviera durante 18 kilómetros, el lago Chiem (80 km2 de superficie) es el más grande de Baviera, y un espacio inmejorable para el baño. Aguas cristalinas y la posibilidad de combinar el chapuzón con una interesante visita cultural. 

El lago, conocido con el sobrenombre de Bayerisches Meer (Mar de Baviera), dispone de varias islas, caso de la Fraueninsel y la Herreninsel. En la primera se ubica un bucólico pueblo de pescadores y en la segunda, entre otros, el palacio de Herrenchiemsee construido por el rey Luis II en homenaje a Versalles. 

Dónde bañarse:

Hay zonas de baño en varios puntos de lago, caso de Prien am Chiemsee, o en las mismas islas.

Dónde comer:

También hay múltiples opciones para comer. Las vistas en el restaurante situado en la antigua Abadía de Herrenchiemsee son inmejorables.

Cómo llegar:

Se sitúa unos 85 km al sureste de Múnich, en la región prealpina de Chiemgau. Por carretera el trayecto hasta Prien es prácticamente íntegro por autopista (A8), allí se toma el barco a las islas. También se puede ir en ferrocarril regional, ya que Prien es una parada intermedia de la línea Múnich-Salzburgo.


6. Walchensee

Walchensee lago baño Baviera
El Walchensee, visto desde el aire. /@jordi_orts

A menudo se le conoce como el Caribe de Baviera, por sus aguas claras y los reflejos de color azul turquesa. Situado entre montañas en el término de Kochel, las vistas panorámicas con el Karwendel al sur son un lujo. 

El Walchensee es un lago relativamente grande, 16 km2, y uno de los más profundos de Baviera con 190 metros en su punto más profundo. No está prácticamente urbanizado, y es un punto de partida ideal para realizar excursiones de senderismo. Subir al Herzogstand o al Jocheralm y acabar con un baño puede ser un planazo.

Dónde bañarse:

En cualquier punto. Los más temerosos disponen de una pequeña playa junto al asentamiento de Walchensee, y otra en la boca sur del lago, en Einsiedl. Toda la orilla sur es óptima para plantar la sombrilla y bañarse, aunque hay se accede por la carretera de pago de Jachenau. 

Dónde comer:

Hay algún sitio, pero mi consejo aquí es picnic, y si acaso tomar un postre en Kochel, de regreso a Múnich. En Zum Giggerer las kuchen son de categoría superior. 

Cómo llegar:

El Walchensee se ubica 85 km aprox al sur de Múnich. Hay que seguir la autopista A95 hacia Garmisch-Partenkirchen hasta la salida de Kochel. Una vez en el pueblo, seguir por la B11 hacia el sur, dirección MIttenwald. Superado el pequeño puerto de montaña, bienvenidos al Caribe.


7. Eibsee

eibsee zugspitze lago baño
El Eibsee, con el Zugspitze de fondo. /@jordi_orts

A casi 1000 metros de altitud a los pies del Zugspitze, el pequeño Eibsee (1,7 km2) es uno de los lagos más espectaculares de Baviera. Aguas cristalinas con tonos que van del azul turquesa al verde zafiro, y una de las montañas más iconográficas de Alemania de telón de fondo. 

Eso sí, hay que tener en cuenta un par de cosas: es un lago privado y el estacionamiento está estrictamente regulado, quedando cerrado una vez se completa el aforo del parking  (algo habitual en fines de semana de agosto); está relativamente elevado y bebe directamente de la montaña, así que el agua no suele estar precisamente calentita. 

Si no queremos bañarnos pero sí disfrutar del lago, una buena opción es subir a la cima del Zugspitze. Las vistas, del Eibsee, de Baviera y de los Alpes en general, son increíbles.

Muniqueando: Un paseo por el Eibsee

Dónde bañarse: 

Hay varias zonas de baño que salen a nuestro paso al recorrer el sendero que lo rodea. Diría que cualquiera que esté lejos del restaurante que da acceso al camino.

Dónde comer: 

No hay mucho donde elegir: o el restaurante Pavillon o vamos con un bocata debajo del brazo.

Cómo llegar:

Son 100 km desde Múnich, hay que apurar la A95 hasta el final, cruzar Garmisch-Partenkirchen hasta Grainau por la B23 y allí desviarse siguiendo los carteles que indican el lago y el telecabina del Zugspitze.


8. Plansee

plansee playa lago baviera
Una de las dos playas del Plansee. /@jordi_orts

El Plansee se ubica en realidad en el Tirol, a escasos kilómetros de la frontera con Baviera, a medio camino entre la localidad austriaca de Reutte y el palacio de Linderhof, en Baviera. Con apenas 3 km2 de superficie, es el segundo lago natural más grande de Tirol (donde estos acostumbran a ser más pequeños).

Es un espacio protegido, por lo que las únicas construcciones que lo flanquean son dos campings bastante tranquilos. Se ubica a casi 1000 metros de altitud, rodeado de montañas, en un entorno alpino de mucha calidad paisajística. Pero lo que más me agrada son sus aguas cristalinas de color verde zafiro. 

Dónde bañarse:

Un punto perfecto para el baño es la playa de césped que encontramos junto al camping Seespitze, en el costado occidental. Cubre muy poco en una zona relativamente amplia.

Dónde comer:

Hay un par de restaurantes de calidad más que cuestionable. Mi consejo sin dudarlo es optar por el picnic. 

Cómo llegar:

Está a 110 km de Múnich, hora y media larga debido a las carreteras. Solo es accesible en transporte privado, para lo que hay que tomar la A95 hasta Oberau y seguir por la B23 en dirección Oberammergau. A la altura del Lindertal, seguimos hacia Linderhof y el Tirol por la carretera alpina St2060. Está 15 km más allá del palacio de Linderhof, al poco de cruzar la frontera. La playa del camping Seespitze está al otro extremo.


9. Alpsee

Vista panorámica de Hohenschwangau, con el Alpsee (izquierda). /@miguel_lopez

En la región de Allgäu hay dos lagos que responden a esta denominación, y los dos son un lujo. El más pequeño de los dos se ubica en Hohenschwangau (0,9 km2), ya enmarcado en los Alpes a los pies del palacio de Neuschwanstein.

Esto hace que esté muy concurrido por turistas, pero no le resta nada de atractivo, pues la inmensa mayoría no pasa de la boca de acceso junto al Museo de los Reyes Bávaros. Unos metros más allá, siguiendo el camino que rodea el lago, nos esperan en silencio las aguas cristalinas (y frías) de este lago, envuelto por un bosque mixto de hayas y piceas. El agua está fresquita.

Dónde bañarse:

Acceder al recinto es de pago, pero me agrada el rincón de césped del Alpseebad Hohemschwangau, justo en la parte central del lago por su cara sur. Hay que andar unos 15 a 20 minutos.

Dónde comer:

A bote pronto diría que no es buena idea comer en Hohenschwangau, pues es salir del lago e irrumpen hordas de turistas y afloran los chiringuitos de baja calidad. Unos kilómetros más allá, en Schwangau, tenemos la cervecería Schlossbrauhaus. La cerveza es excelente, la comida es correcta y los precios son buenos.

Cómo llegar:

Son 120 km desde Múnich, y tenemos varias opciones por carretera. Por ejemplo, la A96 hasta Landsberg am Lech y luego seguir por la B17 en dirección Füssen. Un par de kilómetros antes, nos desviamos en dirección al castillo de Neuschwanstein. Se estaciona en el mismo lugar, Parkings de pago, muy concurridos. 


10. Königssee

Königssee. /@jordi_orts

Situado en plenos Alpes en los confines de Baviera por el sureste, el Königssee es sin duda uno de los lagos más famosos de la región alpina. Está encajonado entre montañas en el marco del Parque Nacional de Berchtesgaden, tiene una superficie de 5 km2 y sin embargo una profundidad de 190 metros. Su forma recuerda especialmente a la de un fiordo, dada la verticalidad de las montañas que lo comprimen.

Únicamente es posible cruzarlo en barco, accediendo desde Schönau am Königssee. Es un lugar perfecto para el baño, pero también para realizar actividades de senderismo, alpinismo o alguna visita cultural. Los alpinistas disponen de múltiples caminos para abordar el Watzmann (2713 m) desde las inmediaciones del lago, mientras que los amantes de la historia pueden visitar el conocido como Nido del Águila, refugio construido por los nazis par Hitler durante el Tercer Reich, y que se sitúa en una montaña colindante.

Dónde bañarse:

O bien en la pequeña playa junto al Echostüberl, para lo que no hace falta tomar el barco; o bien en la zona de la iglesia de St. Bartholomä, en mitad del lago y solo accesible por barco. Me decanto por la primera opción, la segunda nos hace depender de los horarios del barco y suele suponer tiempos de espera y colas, por las tardes. Hay que tener muy en cuenta que el agua suele estar gélida.

Dónde comer:

En un espacio algo masificado, el Echostüberl es un lugar correcto. Al lado mismo del agua.

Cómo llegar:

Esa es seguramente la mayor pega. El Königssee se sitúa a unos 160 km por carretera al sureste de Múnich. Y una parte importante se realiza por carretera secundaria, así que el viaje suele demorar más de dos horas. Personalmente, prefiero recorrer la A8 en dirección Salzburgo hasta Siegsdorf, allí tomar la B306 hasta Inzell y luego la B305 hasta Berchtesgaden. El tramo de carretera secundaria es precioso, ya en los Alpes. Una vez en Berchtesgaden son un par de kilómetros hasta el lago, está bien indicado.

Aterrizado en Múnich por casualidad y establecido por convencimiento, Jordi es un periodista reconvertido felizmente a guía. Editor de Muniqueando y colaborador freelance en varias revistas, ha convertido su pasión por los viajes (y por Baviera) en una profesión. Es guía oficial de Múnich y socio en Bayern a medida. En temporada alta pasa más tiempo en los Alpes que en su casa. Adora los tours por Múnich, especialmente si son en bicicleta.

Deja tu comentario