TOP

Cafe Frischhut

A escasos metros de Viktualienmarkt, el Cafe Frischhut es uno de los más populares de la ciudad. No lo es por su sencilla decoración ni siquiera por la amabilidad del personal o el café, sino por su tradicional bollería bávara.

También conocido como Schmalznudel, el Cafe Frischhut es quizá el mejor local de Múnich para probar este tipo de bollo bávaro. De hecho, los fríen a cientos a diario, a los ojos de los clientes y turistas que se congregan en una de las zonas más populares del centro –junto a Viktualienmarkt-. Igualmente son célebres sus Rohrnudeln y sus Krapfen, o berlinesas, ya sean rellenos de ciruela, pasas o mermelada.

El Frischhut cuenta con una gran terraza de calle, así como con otra interior, agradable aunque relativamente pequeña. La decoración interior es sencilla, más bien tradicional a base de madera.

Evidentemente, sirven cafés y otras bebidas para acompañar a sus bollos, que sin duda son el elemento diferenciador que hace recomendable este local. Hay que tener en cuenta, por otro lado, que pueden resultar tan deliciosos como indigestos, especialmente los Schmalznudeln.

«El lugar donde probar los típicos Schmalznudeln, Rohrnudeln y Krapfen”

Horarios:

Puesto que son especialistas en bollos tradicionales de desayuno, el Frischhut abre cada día de lunes a sábado a las 7 de la mañana y cierra a las 18 horas, a la par que el mercado de Viktualienmarkt. Los domingos cierran.

No cuenta con web propia

Valoración en Tripadvisor

Transporte público:

S-Bahn líneas 1-8, U-Bahn U3 o U6, Bus 52. Paradas en Marienplatz

Aterrizado en Múnich por casualidad y establecido por convencimiento, Jordi es un periodista reconvertido felizmente a guía. Editor de Muniqueando y colaborador freelance en varias revistas, ha convertido su pasión por los viajes (y por Baviera) en una profesión. Es guía oficial de Múnich y socio en Bayern a medida. En temporada alta pasa más tiempo en los Alpes que en su casa. Adora los tours por Múnich, especialmente si son en bicicleta.

Deja tu comentario