TOP
Salzburgo

Diez imprescindibles para disfrutar Salzburgo en un día

A poco más de 150 km de Múnich, se encuentra la cuarta ciudad más grande de Austria cuyo casco histórico forma parte del Patrimonio Cultural de la UNESCO desde 1997. La cercanía y la variada oferta de trenes y buses que conectan ambas ciudades en menos de dos horas, hacen de Salzburgo una muy buena opción para una escapada de un día que incluye monumentos históricos, comida típica, excelentes vistas panorámicas, historia y cultura; con el condimento agregado de cruce de frontera.

Panorámica de Salzburgo. / @alinagenesio

Por qué visitar Salzburgo

Conocida como la Roma del Norte, esta ciudad austríaca de unos 155.000 habitantes fue hasta 1806 el segundo estado pontifico más grande del mundo. El poder de los príncipes-arzobispos que habitaron Salzburgo se puede apreciar en las numerosas iglesias, abadías y residencias que decoran el pequeño casco antiguo de 238 hectáreas. En lo alto y custodiando la ciudad, el paisaje se completa con uno de los castillos mejores conservados de Europa, la fortaleza de Hohensalzburg que data del siglo XI.

La ciudad que está ubicada a 424 metros sobre el nivel del mar, recibe su nombre gracias a las barcas que en la época romana transportaban la sal por el río Salzach. Salzburgo podría traducirse literalmente como “castillo de sal” o «ciudad de la sal«, mineral que en tiempo de los celtas comenzó a adquirir importancia y a ser conocido como “oro blanco”.

Es la ciudad de la cultura y la música. No solo porque fue el lugar de nacimiento del famoso Wolfgang Amadeus Mozart, sino porque en el año 1920 el dramaturgo Max Reinhardt fundó los “Festivales de Salzburgo” lo que la consagró como un importante centro artístico cultural.

Esta ciudad austriaca comparte con Baviera el idioma oficial (alemán) y la tradición cervecera. Aquí se encuentra una de las fábricas de cerveza más antiguas del país: la Stiegl-Brauerei, que aparece por primera vez en documentos en el año 1492. Se trata de la cervecería privada más grande de Austria.

Además, Salzburgo atrae a turistas de todo el mundo que sueñan con conocer el escenario a donde se rodó, en 1965, la película Sonrisas y lágrimas (conocida en Latinoamérica como La novicia rebelde).

10 cosas para no perderse en una visita de un día

1. Visitar la fortaleza de Hohensalzburg

Fortaleza de Salzburgo. /@jordi_orts

En el año 1077, el arzobispo Gebhard construyó la fortaleza enmarcando, de allí en adelante, el paisaje urbano de Salzburgo. En los años siguientes, sus sucesores fueron los responsables del desarrollo posterior de la arquitectura de la fortaleza. Hacia 1500 la fortaleza adquirió su aspecto actual bajo el arzobispo Leonhard von Keutschach. El objetivo original era proteger al principado y a los arzobispos de los ataques enemigos.

Desde 1892 es accesible, no solo a pie, sino también con el tren-cremallera Festungsbahn desde la calle Festungsgasse.

Para no perderse: todos los domingos a las 11:45 horas los Turmbläser (músicos de viento de la Torre) tocan desde la Trompeterturm (Torre del Trompetista). Sonidos de fanfarrias barrocas y solemnes marchas se extienden en esos días hasta el casco antiguo. Además, la fortaleza, de más de 900 años de antigüedad, es el escenario de los conocidos conciertos de la Fortaleza de Salzburgo.

Mönchsberg 34

Horario de apertura: De enero a abril: de 9:30 a 17 h. De mayo a septiembre: de 9 a 19 h. De octubre a diciembre de 9:30 a 17 h. Pascua y fines de semana de adviento: de 9:30 a 18 h

Precio: Adultos 12,90 € – Niños (6 a 14 años)  7,40 €

www.salzburg-burgen.at


 

2. Pasear por los jardines de Mirabel junto al palacio del mismo nombre

Salzburgo, jardines de mirabell

Jardines de Mirabell. /@alinagenesio

El nombre (del palacio de) Mirabell es un nombre de pila femenino italiano y está formado por mirabile “admirable” y bella “bonita”. En su Sala de Mármol, antiguo salón de baile del príncipe-arzobispo, tocaron Leopoldo Mozart y sus hijos Wolfgang y Nannerl.

Hoy en día se encuentran en el Palacio de Mirabell las oficinas del alcalde de Salzburgo y del Consejo de la ciudad.

Los jardines de Mirabell se rediseñaron bajo el arzobispo Johann Ernst von Thun hacia el año 1690. Puede verse todavía la forma básica geométrica característica del barroco. Su alineación óptica con la catedral y la fortaleza le da un efecto fabuloso y le incluye a la vez en el conjunto de la fisionomía histórica de la ciudad.

La fuente de Pegaso con la escultura del caballo alado es una obra de Kaspar Gras de Innsbruck y se instaló en 1913. Alrededor de la fuente hay cuatro grupos de figuras que simbolizan los cuatro elementos: fuego, aire, tierra y agua.

Para quienes les hace ilusión Sonrisas y Lágrimas / La novicia rebelde, este es uno de los puntos más importantes para conectar la película con la ficción. En la escena, (la protagonista) María y los niños bailan alrededor de la Pegasus-Brunnen (Fuente de Pegaso) delante del palacio y cantan la canción Do re mi. Al final de la escena, la familia Trapp se coloca sobre los escalones delante de la Rosenhügel (colina de las rosas) para el final de la canción.

Mirabellplatz

Horario de apertura: Palacio Mirabell y las Escaleras de los Ángeles: todos los días de 8 a 18 h. Entrada libre. Jardines de Mirabell: A diario desde las 6 h hasta el anochecer.


 

3. Perderse entre la gente por la Getreidegasse

Patio en Salzburgo junto a Getreidegasse. /@jordi_orts

Paseando por esta callejuela del casco antiguo, podemos disfrutar de la peculiar fachada de sus casas con fabulosos portales y ventanas que a partir del primer piso se hacen más pequeñas. Las casas antiguas también están decoradas a menudo con cifras de años, el nombre de antiguos habitantes o, incluso, el ojo de Dios.

En esta famosa calle comercial, podemos encontrar una amplia gama de cadenas de moda internacional, tiendas tradicionales y una variada oferta gastronómica. Pero gran parte de las miradas se la lleva los letreros producidos, aun a mano, por la cerrajería tradicional Wieber.

Vale la pena perderse por un rato por los pasajes comerciales que también funcionan como galerías de arte. El pasaje más famoso es la Schatz-Haus (Casa del Tesoro) que va desde el número 3 de la Getreidegasse a la plaza Universitätsplatz. Allí se encuentra una conmovedora representación en relieve de la Virgen con el Niño Jesús.

Getreidegasse


 

4. Visitar la Mozart Geburthaus o Casa Natal de Mozart

En el número 9 de la mencionada calle Getreidegasse se encuentra la casa natal de Wolfgang Amadeus Mozart, quien nació aquí el 27 de enero de 1756. Durante 26 años, desde 1747, la familia habitó una vivienda del tercer piso. Mozart pasó aquí su niñez y juventud junto a sus padres Leopold y Anna María, así como con su hermana Nannerl. En 1773 se trasladaron a la Residencia Mozart en la plaza Makartplatz.

En el museo es posible encontrar certificados originales, cartas y recuerdos que documentan la vida de Mozart en Salzburgo. Punto destacado para admiradores de Mozart: los instrumentos históricos, como el violín infantil y el clavicordio.

Getreidegasse

Horario de apertura: Todos los días de 9 a 17.30 h (julio-agosto: todos los días de 8:30 a 19; 24 de diciembre: de 9 a 15 h. Última entrada, media hora antes del cierre.

Precio: Adultos 11 €; niños (6 a 14 años) 3,50 €; jóvenes (15 a 18 años) 4 €


 

5. Admirar la Catedral de Salzburgo

catedral Salzburgo

Interior de la catedral. /@alinagenesio

Se trata de un edificio de estilo barroco italiano del siglo XVII, ubicado en el centro del casco antiguo. Está consagrado a San Ruperto de Salzburgo, fundador de la ciudad.

La iglesia fue parcialmente dañada por una bomba durante la Segunda Guerra Mundial y su reconstrucción se llevó a cabo a mediados de 1959.

Frente a la Catedral, encontramos la Plaza de la Catedral, o Domplatz. Cada año, desde el jueves de la semana anterior al primer domingo de adviento hasta el 26 de diciembre, se monta aquí uno de los mercados navideños más bellos y antiguos del mundo (desde finales del siglo XV).

Domplatz

Horario de apertura: de 8 a 17 horas; temporada verano, de 8 a 19 horas. Domingos, se retrasa la apertura al público a las 13 horas (en base a misas).

Precio: gratis, se pide donación voluntaria

www.salzburger-dom.at

www.domquartier.at


 

6. Ver la iglesia de la Abadía de San Pedro

La abadía benedictina de San Pedro data del año 696 (fundada por San Ruperto), y su iglesia es la más antigua de la ciudad. Un dato no menor es el hecho de que el grupo de monjes existe en la actualidad y conforma lo que es la comunidad religiosa más antigua del territorio de habla alemana. Sobre la iglesia, se trata de un templo de origen románico (siglo XII), si bien el aspecto actual responde a las reformas llevadas a cabo en los siglo XVII y XVIII, que le conceden su aspecto barroco actual.

Kapitelplatz 8 / Sankt-Peter-Bezirk 1

Horario de apertura: de 8 a 20 horas

Precio: gratis

www.stift-stpeter.at


 

7. Pasear por el Cementerio de San Pedro

Es uno de los cementerios más bellos y más antiguos del mundo. En el centro del cementerio se aprecia la capilla Margarethenkapelle, de estilo gótico tardío, rodeada de numerosas tumbas y criptas a donde se encuentran sepultados artistas, eruditos y comerciantes, así como también familiares de Mozart.

Para los entusiastas de la película Sonrisas y lágrimas: aquí encontrarán el escenario a donde fue filmada la escena en donde, perseguida por los nacionalsocialistas, la familia Trapp huye a través del cementerio de San Pedro y encuentra en las cuevas un escondite seguro.

Kapitelplatz 8 / Sankt-Peter-Bezirk 1

Horario de apertura: de 6:30 a 18 horas; en verano, hasta 20 horas

Precio: gratis

www.stift-stpeter.at


 

8. Asomarse a la Colegiata, la iglesia de la Universidad (Kollegienkirche)

Iglesia también conocida como Universitätskirche. Esta iglesia está considerada un ejemplo destacable del barroco, más por su estructura general que por la ornamentación. El interior es austero.

La Colegiata fue construida bajo el arzobispo Johann Ernst Graf Thun como una nueva casa de adoración para la universidad benedictina que se había establecido en 1620. Para supervisar el proyecto, el arzobispo seleccionó probablemente al arquitecto barroco más importante de la época, Johann Bernhard Fischer von Erlach.

Cuando las tropas del ejército de Napoleón ocuparon la ciudad en 1800, la iglesia fue utilizada como depósito de heno. En 1810, cuando Salzburgo quedó bajo el dominio de Baviera, se cerró la universidad y se perdió el propósito original de la iglesia. Durante la monarquía austrohúngara, sirvió como escuela de gramática y como iglesia para los militares. En 1922, tuvo lugar aquí la primera presentación del «Grosses Welttheater» de Hugo von Hofmannsthal. Con la reapertura oficial de la Universidad de Salzburgo en 1964, la iglesia fue restaurada a su propósito original. Hoy en día, también sirve como un lugar para instalaciones de arte, así como conciertos.

Universitätsplatz 1

Horario de apertura: variable

Precio: gratis

www.khg-salzburg.at

 


 

9 Conocer la historia de la ciudad en el Museo de Salzburgo, en la Neue Residenz

El varias veces premiado Salzburg Museum en la Neue Residenz (Nueva Residencia) es un museo con impronta. Además de presentaciones estéticas y valiosos objetos de arte, es posible disfrutar de instalaciones multimedia que hacen más ameno y dinámico el proceso de adquisición de conocimiento.

Además de los gobernantes espirituales y seculares, un número de otros hombres y mujeres interesantes de Salzburgo han enriquecido la ciudad. En la primera planta se les ha dedicado una exposición centrada en los temas arte, ciencia, arquitectura, literatura, música, fotografía, mundo laboral y oficios.

Dentro, encontraremos: la exposición Mythos Salzburg, la cámara del tesoro Archäologie und Mittelalter (Arqueología y Edad Media) y el Panorama Passage (Pasaje Panorama).

Mozartplatz 1

Horario de apertura: De martes a domingo de 9 a 17 h (1 de enero: de 11 a 17 h / cerrado el 1 de noviembre y el 25 de diciembre).

Precio: Adultos 9 €; niños (6 a 15 años) 3 €; jóvenes (16 a 26 años) 4 €

www.salzburgmuseum.at


 

10. Tomar unas fotos (o disfrutar de las vistas) desde el punto panorámico en Richterhöhe

Salzburgo, 10 imprescindibles salzburgo

Vista desde Richterhöhe. /@alinagenesio

El Richterhöhe (que recibe su nombre en honor a un geógrafo local) es una plataforma y mirador en un antiguo bastión que aseguró el Mönchsberg. El Mönchsberg, que lleva el nombre de los monjes del cercano monasterio benedictino de San Pedro, se extiende a lo largo de unos 1.700 m desde la montaña de la fortaleza en el noroeste en la orilla izquierda del Salzach hasta Mülln. Es un área popular de recreación local con abundantes bosques y prados.

Entre otros, es conocido por la impresionante vista que ofrece de la fortaleza Hohensalzburg. El Richterhöhe todavía está rodeado por paredes y asegurado por torres que se remontan a la Edad Media y, como el cercano Bürgerwehr, a las fortificaciones más antiguas que se pueden encontrar en el Mönchsberg. Las tres torres formaban parte de las fortificaciones extendidas y las murallas de la ciudad que aseguraban el Mönchsberg.

Sirvió como un punto estratégico desde el cual se podía supervisar el sur de Salzburgo; por lo tanto, le brinda bonitas vistas sobre Schloss Leopoldskron (uno de los lugares que aparece en “Sonrisas y lágrimas/ La novicia rebelde») y la montaña Untersberg.

Mönchsberg 17E


 

Ambiente en la calle. /@alinagenesio

Los puntos arriba enumerados son algunas de las razones por las que vale la pena hacer una escapada de un día a Salzburgo. Aunque diez parezca mucho para una jornada, la cercanía entre estos destinos debido a lo pequeño del casco histórico, hace posible un recorrido completo y satisfactorio antes de tomar el tren de vuelta a Múnich al atardecer. 

Más información

Si quieres realizar una excursión de día a Salzburg desde Múnich, sea en privado o en grupo, puedes escribir a Bayern a medida: info@bayernamedida.com

Periodista, guía de Bayern a medida, escritora de a ratos, viajera de oficio, entusiasta y enamorada de Baviera. Disfruto contando historias, escalando montañas, sacando fotografías y descubriendo paisajes. Mi lugar en el mundo: Múnich.

Comentarios (1)

  • Jorge Figueroa

    Gracias por compartir, efectivamente, es una experiencia maravillosa!!!!

    Jorge

    reply

Deja tu comentario