Oktoberfest: pequeña guía para comprar (o no) ‘dirndl’ y ‘lederhosen’

Durante la Fiesta de la cerveza de Múnich, participar de ella ataviado con el traje regional bávaro va camino de convertirse en una obligación. Conscientes del negocio que supone, cada día son más los comercios de trachten, también de alquiler.

Escaparate de la tienda de ropa joven en Galeria Kaufhof de Marienplatz

De un tiempo a esta parte, parece como si participar en Oktoberfest conllevara la obligación de hacerlo ataviado con la vestimenta regional bávara. Cada vez son menos los visitantes que se sientan a tomar cerveza en el Wiesn sin su correspondiente tracht, tanto mujeres (con sus dirndl) como hombres (con sus lederhose).

Aquí unas cuantas recomendaciones para adquirir un dirndl o un lederhose de cara a Oktoberfest 2014:

Primera mano, precio bajo y moderado
Wiesn Tracht und mehr es la opción más económica y cuenta con seis tiendas en Múnich, la mayoría en el centro histórico. En la última y gigantesca tienda de la calle de Neuhauser se exponen numerosas ofertas en el escaparate. Set femenino completo, con vestido, delantal y blusa, por menos de 60 euros, en la gama más barata. Un dirndl algo menos básico, con bordados, viene a costar unos 90 euros, que se convierten en 129 euros a medida que van mejorando las calidades. Los sets para hombre parten de 150 euros.

Vestidos en una tienda del centro

Angermaier, con tres tiendas en el centro de Múnich y venta online, dispone de trajes de mujer y de hombre, con precios moderados que parten de los 120 euros y 200 euros, respectivamente. A los hombres, en todo caso, siempre les queda la opción de adquirir solamente el pantalón. La tienda principal está en Landsbergerstrasse 101, no muy lejos de Theresienwiese, aunque hay una frente a Viktualienmarkt, en Rosental 10.

Entre ambos podemos situar a Almenrausch, con sus establecimientos en el Tal 1 y 21. De corte algo más clásico, Moser reparte sus tiendas por toda la ciudad y se halla presente en toda Baviera. También tiene tienda virtual.

Para los hombres, la prestigiosa tienda de Hirmer, en la Kaufinger Strasse, vende sets completos por menos de 200 euros, lo mismo que la vecina Breiter, especializada en sombreros y complementos (también para mujeres). En la gama más alta están los trajes femeninos y masculinos de Lodenfrey, partiendo de unos 400 euros.

Diseños contemporáneos, a medida y alta costura
Los presupuestos más holgados disponen de otras alternativas, como la de comprar un vestido tradicional a medida o, al menos, realizado en un pequeño taller de moda muniqués. En estos casos los precios son obviamente mayores, partiendo de 600 euros a diez veces esa cifra, o más, en función de las telas o complementos elegidos.

Las boutiques más exclusivas y elegantes se reparten por el centro histórico, con los trachten de alta costura hacia Maximilianstrasse y los de diseño contemporáneo más allá de Sendlinger Strasse, ya en el barrio de Glockenbach.

En el caso de los hombres, los lederhosen más auténticos son los de las tiendas especializadas en piel. Algunas de ellas las encontramos en la zona de Tal y las calles aledañas. En los bajos del Galería Kaufhof de Marienplatz venden pantalones y camisas para el festival con un toque contemporáneo que para por exagerado y extravagante.

Grandes almacenes
C&A, s.Oliver, Karstadt o Galería Kaufhof, por citar algunos nombres, ponen a la venta sus propios trachten durante el mes de septiembre y hasta el final del festival. Lo mismo sucede este año con alguna tienda de moda en la galería comercial soterrada de Stachus. Los precios son variables.

Ropa tradicional en un almacén muniqués

Segunda mano y mercadillos
Una opción más económica de comprar un dirndl es hacerlo a través de una tienda de segunda mano. Las hay cerca de Hauptbahnhof –por ejemplo en Sonnenstrasse– y repartidas por toda la ciudad, a pequeña escala –un par en Augustenstrasse–. En estos casos, hay que tener suerte en la búsqueda de colores, tallas… Eso sí, los precios no son tan bajos para vestidos de mayor calidad.

Sobre los mercadillos, por un lado están los de segunda mano, en los que el cliente está a merced de la suerte para encontrar la auténtica ganga; por otro, durante Wiesn hay algún puesto de venta de trachten a las puertas de la misma Hauptbahnhof, en el lateral de la Bayerstrasse.

Alquiler
La alternativa de alquilar un dirndl o un lederhose es casi más recomendable por una cuestión de operatividad –cuando se dispone de muy poco tiempo para lucirlo- que económica, puesto que podemos encontrar vestidos femeninos en torno a los 50 euros. Es difícil pagar menos de esta cantidad por un dirndl de alquiler.

Los ofrecen algunas casas de alquiler de vestidos de disfraces. En Hohenzollernstrasse, 22, distrito de Schwabing, encontramos Kostüme Breuer, que alquila combinados masculinos a partir de 25 euros y femeninos desde 40.

En el centro histórico encontramos, por ejemplo, Kostümverleih Hera, en el número 2 de Buttelmelcher. Los precios son similares, unos 50 euros por día.

También es común ver a turistas con disfraces de muy vaga calidad que vagamente recuerdan a la ropa tradicional de Baviera. Una opción a evitar si no se quiere ser el hazmerreír de los lugareños.

Más información:

Directorio general de la web oficial de Múnich, muenchen.de, con todo tipo de establecimientos comerciales y boutiques de moda dedicados a la venta de trachten

*primera actualización, septiembre de 2012; última actualización, 16 de septiembre de 2014

Anuncios

  1. Pingback: Decálogo del buen muniqués | Quadern de Jordi Orts

  2. que prefieren los trajes para hombre o la ropa casual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: