Frauenkirche

Símbolo de la ciudad, las torres de la Catedral de Nuestra Querida Señora (Dom zu Unserer Lieben Frau) y sus cúpulas encebolladas dominan el centro histórico. Encargada por Segismundo de Baviera, su construcción duró 20 años, siendo consagrada en 1494.

Vista de la catedral con la torre norte en rehabilitación (2013)

Vista de la catedral con la torre norte en rehabilitación (2013)

Construida entre 1468 y 1488, aunque consagrada en 1494, la catedral de Múnich con sus características torres es uno de los principales símbolos de la ciudad. Fue proyectada por el maestro de obras Jörg von Halsbach que concibió una gran iglesia de tres naves sobre otra anterior, con capacidad para 20.000 personas –casi el doble de la población del Múnich de la época– y en estilo gótico tardío.

Planta de la catedral, con el templo previo marcado

Planta de la catedral, con el templo previo marcado

Al respecto, las dos agujas góticas inicialmente previstas nunca llegaron a colocarse, sino que en 1525 se colocaron las dos cúpulas encebolladas cuya estética ya no se corresponde con el Gótico sino con el Renacimiento y que han trascendido hasta nuestros días.

Torres de la catedral, al atardecer (enero de 2014)

Torres de la catedral, al atardecer (enero de 2014)

Sobre el nombre del templo, oficialmente es el de Dom zu Unserer Lieben Frau, o Catedral de Nuestra Querida Señora, si bien es comúnmente conocida como Frauenkirche.

En cuanto a las torres de la catedral, cabe mencionar que son vistas con claridad a una gran distancia y desde varios puntos del centro histórico. A los 99 metros de altura que levantan del suelo hay que sumar el hecho de que existe una regulación urbanística municipal de 2004 que impide levantar edificios que pudieran hacerles sombra tanto en el centro histórico como dentro del primer anillo urbano. Por cierto, las dos torres no son exactamente idénticas, de hecho una de ellas es unos centímetros más alta que la otra: 98,57 metros la torre que da a norte, por 98,45 la que da a sur.

Destrucción durante la guerra
Como el resto de la ciudad, la Frauenkirche muniquesa fue parcialmente destruida durante la Segunda Guerra Mundial, quedando arrasada la zona del altar mayor pero no así las torres. En el interior se pueden ver algunos paneles que muestran el estado en que quedó, pero también cómo era antes de la guerra y cómo es en nuestros días.

Captura de pantalla aérea (1945). /WIKIPEDIA CC

Captura de pantalla aérea (1945). /WIKIPEDIA CC

Imagen (de un panel interior) que muestra cómo era en el siglo XIX. /CCW

Imagen (de un panel interior) que muestra cómo era en el siglo XIX. /CCW

La pérdida de abundante patrimonio histórico ha provocado que el interior, totalmente reconstruido, ofrezca un aspecto relativamente frío para el visitante. No hay que olvidar que, en realidad, se trata de un edificio reconstruido en base a lo que fue, pero contemporáneo.

Cabe mencionar igualmente que acoge interesantes obras de arte religioso correspondientes a diversos estilos o que en su cripta descansan algunos de los dirigentes más importantes de la historia de la ciudad y Baviera, así como arzobispos.

A la entrada encontramos el cenotafio del emperador Luis IV de Baviera, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico entre 1328 y 1347, soterrado en la citada cripta.

Otros datos de interés son: el relieve en bronce dedicado a Benedicto XVI (Joseph Aloisius Ratzinger), oriundo de Baviera y quien fue arzobispo de Múnich y Freising entre 1977 y 1982. También la conocida como Huella del Diablo, Teufelstritt, una marca en el suelo que una leyenda vincula a una pisada del mismo demonio. La propia catedral menciona la historia tanto en unos paneles legibles en el interior del templo como en su página web. Según estas informaciones, el constructor Von Halsbach habría engañado al diablo al ocultar las ventanas de la iglesia tras sus columnas, lo que se tradujo en una enorme cólera de éste y la citada marca en forma de pisada ante la puerta principal de acceso.

Postal de 1909 con vista panorámica. /WEB

Postal de 1909 con vista panorámica. /WEB

“Referencia e icono local”

Más información y visitas:

Frauenplatz
www.muenchner-dom.de

La entrada es libre, mientras los horarios se pueden consultar en la web oficial de la Catedral, normalmente de 07  a 19 horas, con algunos cambios según días. Durante la celebración de misas, se restringe el movimiento por el interior. En cuanto a las torres, están cerradas mientras finaliza su restauración.

Cómo llegar:

S-Bahn líneas 1-8, U-Bahn U3 o U6, Bus 52. Paradas en Marienplatz

S-Bahn líneas 1-8, U-Bahn U4 o U5. Parada en Karlsplatz (Stachus)

*primera actualización, junio de 2012; última actualización, 15 de enero de 2014

Anuncios

  1. Qué fotón la del atardecer!! Ya apetecía verlas sin el “envoltorio”!

    • Muchas gracias. La verdad es que el mirador de San Pedro merece la pena según que días, para ver la catedral y Múnich entero 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: