El cauce del río Isar

Con sus 295 kilómetros entre los Alpes y la desembocadura en el Danubio, el Isar es el cuarto río más largo de Baviera. A su paso por Múnich, su cauce ofrece numerosas oportunidades de ocio, culturales y para la práctica deportiva.

Aves en el río, en Thalkirchen

Aves en el río, en Thalkirchen

Cruzando el núcleo urbano muniqués de sur a norte, el cauce del río Isar divide la ciudad en dos mitades y se erige como un elemento fundamental de la vida cuotidiana de gran parte de sus habitantes. También lo es para aquellos viajeros que apuestan por ir más allá del centro histórico.

Para empezar, junto al Isar encontramos algunas de las zonas verdes más populares de Múnich. Es el caso del vasto Jardín Inglés, cruzado por canales y pegado al Isar en su parte superior. También el jardín del Flaucher al sur, si bien la ribera fluvial en si misma constituye un atractivo en todo su conjunto.

El trayecto entre el biergarten de Aumeister, al norte, y el camping de Thalkirchen, en el sur, por ejemplo, es uno de los paseos más agradables para dar en bicicleta sin salir del área metropolitana, siempre en carriles para bicicleta junto –o cerca– al río y a menudo entre una vegetación exuberante. La distancia total entre ambos puntos es de unos trece kilómetros, con un desnivel casi inapreciable para el ciclista.

En todo caso, además de zonas verdes el cauce del río ofrece al visitante algunos interesantes monumentos, como el conocido como Ángel de la Paz en Bogenhausen al parlamento de Baviera, algo más abajo en Haidhausen. Ambos están asomados al Isar, como también lo están el Müllersches Volksbad o el Deutsches Museum.

En el caso de los baños, se trata de un precioso edifico modernista que además sigue funcionando como conjunto de piscinas y spa públicos. En el caso del museo, es uno de los más destacados de la ciudad y Alemania, gigantesca colección sobre ciencia y tecnología con más de un siglo de antigüedad.

Asimismo, junto al Isar encontramos espacios para el ocio en familia o entre amigos. Especialmente en el tramo meridional –siempre dentro de Múnich–, donde aparece la zona en la que se permiten las barbacoas, tan populares entre los jóvenes muniqueses en las tardes apacibles de primavera y verano. También en esta parte sur, en el barrio de Thalkirchen, aparece en escena el Tierpark Hellabrunn, el zoológico muniqués que cubre una superficie de 36 hectáreas y en el que habitan un total de 20.000 animales pertenecientes a 700 especies diferentes.

En el mismo Thalkirchen se halla el cámping del mismo nombre, una instalación pública ideal como alojamiento para los viajeros que llegan a la ciudad con su autocaravana.

Más al sur, de la misma forma que sucede en el extremo norte –que nos acerca, por ejemplo, al Allianz Arena–, el cauce del río Isar se transforma en una ribera fluvial ciertamente selvática, salpicada de pequeñas playas de cantos rodados y en las que abundan los pescadores durante la mayor parte del año. Esta parte, en la que el baño suele ser algo permitido bajo propia responsabilidad, es ideal para alejarse por completo del bullicio metropolitano.

Por su parte, los amantes de la gastronomía también tienen junto al río un lugar para ellos. Al lado del lecho del Isar encontramos decenas de biergärten, algunos de ellos en ubicaciones increíblemente tranquilas a pesar de encontrarse adentro mismo de una gran ciudad.

El Isar al sur de Múnich, cerca de Solln

El Isar al sur de Múnich, cerca de Solln

Geografía
El río Isar nace en la frontera entre Alemania y Austria –en el Tirol–, cerca del pueblo alpino de Mittenwald. Con una longitud total de 295 kilómetros, es un afluente del río Danubio y tras éste mismo, el Meno y el Inn, se trata del cuarto río más largo de Baviera.

Además de la capital, atraviesa muchas otras localidades bávaras, como Bald Tölz, Freising o Landshut. Desemboca en el Danubio a la altura de Plattling.

Río Isar a la altura del Altstadt

Río Isar a la altura del Altstadt

“El Isar ofrece numerosas oportunidades de ocio, culturales y deportivas”

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: La justícia de l’Holocaust a Nuremberg | Un minut per al record

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: