TOP
Tiergärtnerorplatz, Núremberg, qué ver Núremberg, imprescindibles núremberg

Diez imprescindibles para disfrutar de Núremberg en un día

Estando en Múnich, una de las ciudades especialmente recomendables para una excursión de día es Núremberg. La antigua Ciudad Libre Imperial tiene mucho que ofrecerle al viajero. Aquí te comparto toda la información que necesitas para conocer Núremberg en un día.

¿Por qué visitar Núremberg?

Sus más de 500.000 habitantes la convierten en la segunda ciudad más grande de Baviera, tras Múnich. Posee un enorme casco antiguo, de 1,77 km2, que es atravesado por el río Pegnitz y coronado con una fortaleza medieval.

Durante la Edad Media, fue una de las ciudades más importantes de Alemania, declarada Ciudad Libre Imperial (ciudad autónoma sometida únicamente al control del emperador). Entre otros, aquí se llevaban a cabo las llamadas Dietas Imperiales (asambleas de los príncipes laicos y eclesiásticos del Sacro Imperio Romano Germánico). En 1356, la Bula de Oro promulgada por el emperador Carlos IV dispuso que todo rey alemán recién elegido debía celebrar su primera Dieta Imperial en Núremberg.

Núremberg también fue célebre en el ámbito cultural y artístico, gracias a los trabajos de artistas y creadores nacidos en la ciudad, como Alberto Durero y Hans Sachs, entre otros. Fue la ciudad de los torneos de canto medievales (inmortalizada en la ópera de Richard Wagner Los maestros cantores de Núremberg).

La ciudad de las lebkuchen (galletas de jengibre) y las salchichas pequeñas asada alberga además el mercadillo de Navidad (Christkindlesmarkt) más antiguo de Alemania, que funciona desde el siglo XVII.

Es inevitable mencionar que fue sede oficial de congresos del Partido Nazi (NSDAP), centro destacado del antisemitismo y de la persecución racista durante el Tercer Reich. Fue aquí, justamente, donde se firmaron las Leyes de Núremberg que en 1935 eliminarían definitivamente a los judíos de la comunidad estatal.

Años después, tras la guerra, se llevarían a cabo los Juicios de Núremberg para juzgar a los principales criminales de guerra alemanes de la Segunda Guerra Mundial.

Pero Núremberg ofrece mucho más. Aquí mis 10 imperdibles:

10 cosas imprescindibles que ver y hacer en Núremberg en un día

1. Visitar el Kaiserburg, el castillo imperial

Kaiserburg. /@alinagenesio

Kaiserburg. /@alinagenesio

Es una construcción de roca arenisca ubicada en el norte de la ciudad. El complejo incluye el propio Castillo Imperial y algunas otras edificaciones adyacentes.

El castillo y la ciudad fueron el lugar de parada favorito de los gobernantes en sus viajes a través del reino. Allí se celebraban asambleas judiciales y dietas imperiales. Luis IV «el bávaro» se alojó 74 veces y Carlos IV, 52 veces. En 1663, después de la Guerra de los Treinta Años, la Dieta Imperial fue reubicada permanentemente en Ratisbona.

En 1945, prácticamente todo el castillo imperial estaba en ruinas. Solo la doble capilla románica y la Torre Sinwellturm permanecieron enteramente intactas. Inmediatamente después de la guerra, se inició el proceso de reconstrucción del castillo.

Burg 13
Horario de apertura: abril a septiembre de 9 a 18 h;  octubre a marzo de 10 a 16 h
Precio: 7€ general; 6€ reducida
www.kaiserburg-nuernberg.de


 

2. Conocer la Casa de Durero y Tiergärtnerorplatz

Tiergärtnerorplatz. /@alinagenesio

Hauptmarkt. /@alinagenesio

La plaza Tiergärtneror es un popular destino turístico en el casco antiguo de Sebalder, uno de los dos barrios del centro histórico. Allí se encuentra la misma Tiergärtnertor, puerta y parte de la muralla de la ciudad. La puerta está rodeada por un conjunto de casas de entramado de madera y edificios de arenisca, que incluyen las casas de Pilatus y Alberto Durero (Núremberg, 1471-1528), el artista más famoso del Renacimiento alemán, conocido en todo el mundo por sus pinturas, dibujos, grabados y escritos sobre arte.

La casa con entramado de vigas de madera que se encuentra en la Tiergärtnerorplatz, fue construida en 1420. Allí residió Durero diecinueve años. Se trata, también, de las pocas edificaciones que no fueron alcanzadas por los bombardeos de la II Guerra Mundial. En la actualidad, funciona a modo de museo.

Albrecht-Dürer-Strasse 39
Horario: de martes a domingo de 10 a 18:00 h (pueden variar según temporada)
Precio: 6€ general
www.museen.nuernberg.de/duererhaus


 

3. Perderse por el Handwerkerhof o patio de los artesanos

Handwerkhof. /@alinagenesio

Handwerkhof. /@alinagenesio

Protegidos por la muralla histórica, en una pequeña sección ubicada justo al ingreso del casco antiguo en la Köningstor, se encuentran los locales de los artesanos que aún elaboran sus productos de manera tradicional. Al pasar por aquí, uno siente que se traslada automáticamente a la Edad Media, aunque se trate de un montaje del año 1971. El patio de los artesanos tiene un encanto especial en épocas navideñas.

Königstrasse 82
Horario: diario, de 10 a 22 h (puede variar)
www.nuernberg.de/internet/handwerkerhof


 

4. Probar unas salchichas locales en Hauptmarkt junto a la Fuente Bonita

Hauptmarkt. /@alinagenesio

Hauptmarkt durante Adviento. /@alinagenesio

El mercado se encuentra ubicado en la plaza principal de la ciudad, la Hauptmarkt, en el corazón del casco antiguo. Se trata de uno de los mercados más famosos de Alemania, conocido por sus tiendas con toldos a rayas rojas y blancas. En época de Adviento, se convierte en un gran mercadillo navideño donde es posible tomarse varios Glühwein (vino caliente con especias), comer salchichas y o lebckuchen.

Al costado izquierdo, casi en frente al Centro de Información Turística, se levanta en forma de aguja gótica la Schöner Brunnen (Fuente Bonita). Fue erigida a finales del Siglo XIV. Consta de cuarenta esculturas que representan a la Filosofía, las siete artes liberales, los cuatro Evangelistas, los cuatro Padres de la Iglesia, los siete Príncipes Electores, Moisés y los siete Profetas. Estas esculturas son réplicas de las originales que se conservan en el Museo Nacional Germánico. Para los que son supersticiosos como yo, o simplemente les divierte este tipo de tradiciones, no se olviden de girar tres veces el anillo dorado mientras piden un deseo. ¡Dicen que siempre se cumple!


 

5. Pasear por Weissgerbergasse, maravillosa callejuela del casco antiguo

Weissgerbergasse. /@alinagenesio

Weissgerbergasse. /@alinagenesio

En esta romántica callejuela podemos obtener la postal de las típicas casas artesanales de piedra y madera entramada de los Siglos XV, XVI y XVII. Muchas de ellas están adornadas con diferentes colores, voladizos y miradores pintorescos y alegres.


 

6. Tomar unas fotos desde Museumsbrücke o Puente del Museo

Museumsbrücke. /@alinagenesio

Museumsbrücke. /@alinagenesio

Desde aquí, podemos obtener la mejore vista del antiguo Hospital del Espíritu Santo dedicado al cuidado de ancianos y enfermos que hoy funciona como restaurante. Este edificio de doble arco es una de las postales emblemáticas de Nürnberg (denominación en alemán de Núremberg).


 

7. Más estampas desde Henkersteg o Puente del Verdugo

Otra de las imágenes típicas de la ciudad. Es un puente de madera construido en 1457 sobre el río Pegnitz con un torreón donde antiguamente vivía el verdugo.


 

8. Conocer por dentro sus tres principales iglesias: San Sebaldo, San Lorenzo y Frauenkirche

Sankt Sebaldus o Iglesia de San Sebaldo. Es una iglesia gótica originalmente católica aunque posteriormente luterana, pues la Ciudad Libre Imperial de Núremberg no tardó en abrazar el Protestantismo. En este lugar, antiguamente, se encontraba la capilla de San Pedro en la que se cree que se hallaba el sepulcro de San Sebaldo, quien supuestamente había curado a varios enfermos. Sebaldo fue venerado como un santo del pueblo y en 1425 fue reconocido por la Santa Sede. La construcción de la iglesia de estilo románico tardío data del año 1230.  Algunas partes fueron sustituidas en el siglo XIV por un imponente coro de estilo gótico tardío.

Frauenkirche o Iglesia de las Mujeres. Se trata de una iglesia católica de estilo gótico, terminada en 1362. Es la iglesia de naves más antigua de Franconia. El emperador Carlos IV quiso utilizar la Iglesia de Nuestra Señora para la celebración de las ceremonias imperiales, lo que se refleja en la balconada del pórtico saliente de su fachada principal y en la simplicidad de su decoración, a excepción de los escudos de armas del Sacro Imperio Romano, de los siete electores, de la ciudad de Núremberg y de la ciudad de Roma, lugar de coronación de los emperadores del Sacro Imperio Romano.

El elemento exterior más llamativo que tiene la iglesia es el reloj artístico que muestra cada día a las 12 horas el llamado “desfile de los Hombrecitos” (Männleinlaufen). Se trata de un reloj mecánico instalado para conmemorar la Bula de Oro de 1356. El personaje central es, por lo tanto, el emperador, rodeado por los príncipes electores.

Sankt Lorenz o San Lorenzo. Como San Lorenzo, se trata de una iglesia gótica del siglo XIII convertida en templo protestante en el marco de la Reforma. Tanto una como otra denominan ambos barrios del centro histórico (San Lorenzo y San Sebaldo), a lado y lado del río.

La visita a los tres templos es gratis, aunque se reclaman donativos a la entrada. Están reconstruidas, pero merecen la pena.


9. Admirar la Nassauer Haus

Nassauer Haus. /@alinagenesio

Nassauer Haus. /@alinagenesio

Es un edificio de siete plantas que fue construido originalmente como sede ministerial y es la única casa-torre medieval conservada. Se trata de la casa residencial más antigua de la ciudad, por lo menos en cuanto al sótano y las dos plantas siguientes.


 

10. Seguir los pasos del nazismo

Para los más veloces, por la tarde, cabe recomendar un paseo tras las huellas del nacionalsocialismo. Es posible visitar el terreno de las convenciones del Partido Nazi, con su centro de interpretación, o el pequeño museo de la Sala 600 del Palacio de Justicia, lugar a donde se llevaron a cabo los Juicios de Núremberg. Ambas cosas difícilmente caben en una sola jornada.

Para llegar al centro de convenciones a donde se encuentra el centro de documentación del nacionalsocialismo, basta con tomar el tranvía número 8 que pasa frente a la estación central de trenes. O también, pueden tomar el bus n° 23 que pasa a pocos metros de Hauptmarkt, la plaza central.

Para llegar al Palacio de Justicia, hay que tomar el metro U1 al que se puede acceder desde la parada Lorenzkirche frente a St. Lorenz.

Sala 600
Bärenschanzstraße 72
Horario: de miércoles a lunes de 9 a 18 h (fines de semana de 10 a 18 h)
Precio: 6€ general
www.museums.nuernberg.de/memorium-nuremberg-trials/

Centro Documentación
Bayernstrasse 110
Horario: de miércoles a lunes de 9 a 18 h (fines de semana de 10 a 18 h)
Precio: 6€ general
www.museums.nuernberg.de/documentation-center


 

Más información

Si quieres realizar una excursión de día a Núremberg desde Múnich, puedes escribir a Bayern a medida: info@bayernamedida.com

Periodista, guía de Bayern a medida, escritora de a ratos, viajera de oficio, entusiasta y enamorada de Baviera. Disfruto contando historias, escalando montañas, sacando fotografías y descubriendo paisajes. Mi lugar en el mundo: Múnich.

Deja tu comentario