TOP

181, el restaurante que pone Múnich a tus pies

Hace unos años que ha perdido su estrella Michelin, pero no por ello deja de ser un lugar de referencia. El motivo está claro: el restaurante 181, en lo alto de la torre olímpica, ofrece las mejores vistas de la ciudad.

Múnich, desde el restaurante de la torre olímpica

Aunque la cocina del lugar ha dejado de formar parte del Olimpo culinario muniqués, el restaurante 181 sigue siendo un espacio gastronómico destacado que ofrece una interesante experiencia, quizás más visual que culinaria.

Ubicado a 181 metros de altura, en lo alto de la torre olímpica de Múnich, este restaurante giratorio ofrece unas increíbles vistas de la ciudad. De toda la ciudad, literalmente, que uno ve pasar ante sus ojos mientras dura su comida. Unos 50 minutos es lo que tarda la plataforma giratoria en dar una vuelta completa, por lo que una velada en el local alcanza para ver todo Múnich desde las alturas, un par de veces.

Queda bastante claro que aquí la cocina no es lo primero, por mucho que hasta no hace tanto el 181 contaba con una estrella Michelin.

De todos modos, la carta sigue teniendo cierta pretensión, probablemente para justificar los precios que se pagan por sentarse a la mesa. Caros, aunque no desorbitados, hay que reconocer.

De mediodía, por ejemplo, ofrecen un menú de 3 platos por 36,5€, a lo que hay que sumar las bebidas. Si se quiere comer a la carta, hasta las 14:30 horas ofrecen especialidades típicas de Baviera y de cocina internacional. Ravioli (17€), schnitzel de ternera (26€) o entrecote (31€), por citar tres ejemplos.

El schnitzel del 181

En el turno de tarde, trabajan únicamente con menús cerrados, de 3, 4 o 5 platos. El precio, desde 54€, siempre más bebidas. En ocasiones especiales, además, suelen ofrecen menús igualmente especiales.

En cuanto a servicio y ambiente, la atención es correcta y el lugar, más allá de las vistas, no se puede considerar extraordinario. Hay que tener en cuenta que el espacio en que se ubica data de 1972, año de celebración de los Juegos Olímpicos de Verano en Múnich.

Cabe apuntar que una reserva en el restaurante incluye las entradas a la torre y la plataforma de observación principal, en el piso superior. Esto son 7€ por persona.

En resumen, mi consejo es ir a mediodía a comer a la carta, disfrutar de la comida tranquilamente, pero sin quitar ojo de la ventana. Esa es la verdadera y única razón por la que recomendaría subir a almorzar al 181.

Más información:
Spiridon-Louis-Ring 7
www.restaurant181.com
Abierto a diario. De 11 a 16 h (14:30 h cierre cocina) y de 18 h a cierre (21:15 h cierre cocina); noche, con reserva previa
Valoración del restaurante 181 en Tripadvisor
Cómo llegar:
U-Bahn U3. Paradas en Olympiazentrum o Petuelring
Tranvía 27. Paradas en Gartenstrasse o Petuelring
[googlemaps https://www.google.com/maps/d/u/0/embed?mid=1UqLW1Mdp6sBndiLw5I45t6-IsgCaKcyM&w=640&h=480]

Instalado en Múnich en 2011, Jordi (Alcoi, Alicante) es licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Autor del blog Muniqueando y colaborador freelance para varias revistas, ha convertido en profesión su pasión por los viajes (y por Baviera). Es cofundador y guía en Bayern a medida GbR. Docente en la Katholische Universität Eichstätt-Ingolstadt.

Deja tu comentario