Desayuno bávaro: salchichas y cerveza

No todos los muniqueses lo conocen; pocos lo toman, pero no por ello renegaremos del asunto. El desayuno bávaro sigue ahí: medio litro de cerveza y un par de salchichas blancas con mostaza y una brezel. Así, para empezar el día.

Típico desayuno bávaro

Típico desayuno bávaro

Confinado en las cervecerías más tradicionalistas de la ciudad, el desayuno tradicional a la bávara es una de tantas peculiaridades de la gastronomía muniquesa. Sencillo y contundente, como no, consiste en un par de weisswürste, las salchichas blancas de Múnich, acompañadas de una brezel y un poco de mostaza dulce con la que alegrar el ágape. Y para beber, nada de cafés, ni zumos, ni leches… para beber un vaso de medio litro de weissbier, la cerveza de trigo tremendamente popular en Baviera.

cerveza trigo, desayuno bávaro

Cervezas de trigo en Múnich

Aunque la mayoría de restaurantes abren sobre las 10 de la mañana, el caso es que lo habitual es tomarlo a primera hora, y en muchos locales muniqueses es imposible pedir una salchicha blanca pasado el mediodía, pues la tradición manda, y según la misma se trata de un alimento para el desayuno.

Hay muchas cervecerías y tabernas donde elegir, pero para desayunar a la bávara, en el Altstadt, me quedo con la Augustiner Klosterwirt. Principalmente porque abre a las 9 y media de la mañana, ofreciendo un ambiente tranquilo para el desayuno, y porque la relación calidad-precio del local me convence.

Muchos muniqueses (mayores) adoran la Weisses Bräuhaus, seguramente el restaurante más típico para un desayuno bávaro (son especialistas en cerveza de trigo). Abren a las 8 de la mañana, y desde primera hora suele estar bastante concurrida. A mi modo de ver, comida y servicio, que no cerveza, son claramente mejorables.

Otras alternativas en el centro histórico son la mítica Hofbräuhaus, que abre a las 9 de la mañana, o, esta sugerencia es muy personal, el Beim Sedlmayr, un pequeño restaurante de comida regional bastante auténtico. Se ubica detrás de Viktualienmarkt. La comida está muy lograda y los precios son razonables. Abren, excepto domingos, a las 9. Sirven Paulaner.

Fuera del centro hay muchas tabernas donde desayunar rodeado de jubilados que abren boca con una cerveza. Me confieso fan de la Gasthaus Jagdschlössl, en Rotkreuzplatz, aunque tienen un problema: abren a las 10 de la mañana. Eso sí, las salchichas son excelentes. Sirven Augustiner.

¿Y qué más?

Si un par de salchichas y una brezel nos saben a poco, lo cierto es que hay que conformarse con pocas cosa más. Hasta las 11 de la mañana, la carta suele reducirse a muy pocas referencias, caso de los típicos platos de leberkäse (embutido asado) con huevo frito o las ensaladas de patata.

Por cierto, hay que recordar que las salchichas blancas de Múnich se sirven siempre de dos en dos en un recipiente con agua. Se trata de un producto que viene cocido, no asado (como la mayoría de salchichas alemanas), y, dado que la piel que las envuelve es (o debería ser) tripa de cerdo, es necesario pelarlas antes de consumirlas. Este video en español de Deutsche Welle explica cómo proceder.

Weisswurst, salchicha de desayuno

Weisswurst, salchicha de desayuno

Sobre la carne de la weisswurst de Múnich, debería de contener una mayoría de carne de vacuno, por lo que son de calidad superior. Contienen, entre otros, clara de huevo y panceta de cerdo. Tanto los ingredientes, como el proceso de cocción (sin ahumado) le confieren su color completamente blanco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: