TOP

¡Taxi!

Oficialmente, Múnich es la ciudad alemana con más taxis por habitante: 2,5 por cada 10 000. O lo que es lo mismo, cuenta con 3400 licencias de taxi, que tiñen las calles de color marfil. En cualquier caso, no son baratos.

Taxis en el Tal. /BIGBIRDZ CREATIVE COMMONS

Taxis en el Tal. /BIGBIRDZ CREATIVE COMMONS


Por las calles de Múnich circulan 3898 taxis con licencia, los cuales dan trabajo a la nada desdeñable cifra de 20 000 taxistas. Es la mayor concentración de taxis por habitante en Alemania (2,5 por cada 10 000 habitantes). La mayoría son vehículos de alta gama, con capacidad para tres pasajeros, con equipaje, o cuatro, sin.
Los taxis muniqueses, como en la mayoría de ciudades alemanas, son fácilmente reconocibles. El caso es que, por ley, estos vehículos están obligados a pintar su carrocería de color marfil claro. Asimismo, exponen su número de licencia en la parte trasera (y en el interior), cuentan con taxímetro para tarifar, y con una señal en el techo con la palabra “TAXI”. Cuando esta señal está iluminada, por cierto, el taxi está libre; de lo contrario, está ocupado.
En cuanto a los precios, las tarifas de los taxis en Múnich están reguladas. El precio mínimo es de 3,5€, mientras que el coste por kilómetro recorrido oscila entre los 1,8€ los 1,5€, según la distancia del trayecto. Existen varios suplementos: por tiempo de espera (y cuando la velocidad del automóvil es anormalmente baja), transporte de maletas, etc.
El cálculo de la tarifa final lo hacen automáticamente los taxímetros, que suelen ser fiables –hay obligación legal de calibrarlos cada año–. Con tráfico normal, una carrera corta de unos cinco kilómetros debería de costar unos 13 a 14€, mientras que una de diez, algo así como llegar al centro desde un barrio de ensanche, se aproxima a los 20€. Los precios, en efecto, no son especialmente económicos.
Algunos servicios tienen una tarifa fija. Es el caso de la feria de muestras de Múnich. Una carrera desde el aeropuerto ha de costar obligatoriamente 59€, si se sigue el camino más corto.
El recorrido del aeropuerto al centro de Múnich, no obstante, no está regulado. Según el tráfico, esta carrera de unos 40 kilómetros suele costar de 65 a 75€, según la distancia y tiempo.
Como alternativa a los taxis, existe una completa oferta de servicios de traslados privados. En este caso, los precios de un servicio con reserva previa, de hotel a aeropuerto, suelen costar unos 80€ por trayecto, algo más si se trata de servicios en minivan para más de cinco pasajeros.
Más información
Relación de empresas de taxi y teléfonos, en la web oficial de Múnich (alemán)

Instalado en Múnich en 2011, Jordi (Alcoi, Alicante) es licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Autor del blog Muniqueando y colaborador freelance para varias revistas, ha convertido en profesión su pasión por los viajes (y por Baviera). Es cofundador y guía en Bayern a medida GbR. Docente en la Katholische Universität Eichstätt-Ingolstadt.

Comentarios (1)

  • Es muy cómodo pedirlos con la app myTaxi por si el alemán se te da un poco mal como es mi caso, usa el gps del teléfono para localizarte y te manda al más cercano, luego puedes pagar con la app o como siempre.
    Y creo que también se puede usar Uber en Múnich que viene a ser gente que usa su coche como taxi aunque no lo he probado aún.
    PS: si te instalas myTaxi y usas el código FernandoGal nos dan saldo para usar a los dos 🙂

    reply

Deja tu comentario