30 grados en Múnich ¿extraordinario?

El verano ha empezado con una gran ola de calor y temperaturas superiores a los 30º centígrados. En una ciudad donde escasean los aparatos de aire acondicionado, el calor se lleva a duras penas. Pero, ¿es esto algo realmente raro?

Bañistas en verano, en el Achensee (Tirol)

Bañistas en verano, en el Achensee (Tirol)

Después de diez días de altas temperaturas y escasa pluviometría, hay quien, especialmente entre los recién llegados, se pregunta si esto (temperaturas por encima de los 30º centígrados) es lo normal en Múnich cada verano.

Según los datos de la oficina nacional de meteorología, el Deutsche Wetterdienst (DWD), lo cierto es que las temperaturas máximas del mes de julio y agosto rondan los 23º de media. Así ha sido al menos en la serie histórica oficial entre 1971 y 2000. Las mínimas, por su parte, tienen una media en verano próxima a los 12º.

Tabla anual de temperaturas y lluvia en Múnich. /DWD

Tabla anual de temperaturas y lluvia en Múnich. /DWD

Esto es: temperaturas muy agradables pero lejos del calor –Hitze– de estos días, en los que estamos muy cerca de los 30º durante gran parte del día. De todas formas, los datos del mismo DWD constatan que cada año hay varios días durante junio, julio y agosto en que sí se alcanzan, y sobrepasan, estos índices de temperatura.

Por ejemplo, en 2003 los termómetros alcanzaron los 37º centígrados en Múnich, tal y como constata el servicio de meteorología. Esta vez, nos hemos quedado muy cerca, como hace dos veranos en una serie de calor en el mes de agosto o el pasado verano, aunque en junio.

Por lo general, los días de calor intenso se dan en series cortas o de media duración, de tres a siete o ocho días, y suelen terminar con grandes tormentas, otro fenómeno especialmente habitual durante el verano muniqués.

De hecho, el mes de julio, seguido de junio y agosto, es el más lluvioso del año. Por lo general se superan los 130 mm en la ciudad, en julio, mientras que los otros meses del verano, excepto septiembre, también sobrepasan ampliamente los 100 mm. En la práctica, esto se traduce en entre 11 y 13 días de lluvia por mes, en muchos casos tormentas de verano seguidas de nubes y claros.

Así pues, cuando llega el Hitze a Múnich, solamente nos queda aguardar a la sombra, buscar una piscina o un lago, tomar una cerveza al atardecer… y esperar a que todo vuelva a la normalidad, después de la gran tormenta.

Más información:

DWD (en alemán)

Muniqueando: Clima

Información meteorológica:

Wetter.com (en alemán)

Wetter.de (en alemán)

Wetter24.de (en alemán)

Organización Meteorológica Mundial

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: