TOP

Un rato en el matadero

Las zonas industriales entre Isarvorstadt y Sendling, en torno a la lonja, presentan un Múnich diferente: un urbanismo descuidado, muros llenos de pintadas y curiosos espacios gastronómicos y de ocio. Una panorama que puede resultar estimulante para el viajero más curioso.

Pintada en Tumblingerstrasse

Pintada en Tumblingerstrasse


Trasladado desde Viktualienmarkt hacia el sur de Isarvorstadt a finales del siglo XIX, el matadero de Múnich (Schlachthof) es hoy un espacio industrial enclavado en pleno centro de la ciudad.
Aunque el matadero no constituye ningún elemento de interés para el viajero en sí mismo, lo cierto es que esta fea zona degradada no deja de resultar a su vez atractiva, al menos para aquellos que gusten de los espacios industriales y urbanos, algo difícil de encontrar a primera vista en Múnich.
El acceso principal al matadero se halla en la Zenettistrasse, aunque merece la pena dar un rodeo antes de pasar a los espacios industriales, que poco tienen que ofrecer por sí mismos. La aledaña calle de Tumblinger, perpendicular, es una de las pocas de la ciudad que aparecen llenas de grafitis, como poco curiosos. Ofrece un aspecto desangelado, pero no hay que preocuparse por la seguridad.
Llamativos son también los edificios de ladrillo rojo en la Thalkirchner Strasse, la otra calle perpendicular que se cruza con Zenettistrasse. De seguir por la Thalkirchner Strasse en dirección sur, de hecho, se alcanza la lonja de frutas, verduras y flores.
Lonja que admite visitas no profesionales, por cierto, aunque para ello haya que madrugar más de la cuenta (por ejemplo, acudiendo sobre las 6 horas) y adquirir una tarjeta anual, que cuesta unos 20 €.
Gastrónomos
En cuanto a los gastrónomos, lo amantes del buen llantar, también tienen una excusa para acudir a la zona del matadero. El supermercado de alimentos selectos Frische Paradies ofrece una enorme selección de frutas, carnes, pescados, quesos o bebidas, también para el consumidor final, así como un pequeño restaurante que cocina los alimentos de la casa allí mismo.
Además del Frische Paradies, existen un par de establecimientos que venden carne y pescado a particulares, y algunos restaurantes centrados en las especialidades de pescado. Es el caso del Atlantik o el Italfisch, en este caso un aclamado italiano.
Cultura
Finalmente, cabe señalar la existencia de algunos espacios culturales en el mismo matadero. La Wirtshaus im Schlachthof programa todo de tipo de actuaciones, también sesiones de tango. Unos metros más allá, en verano, el solar del Viehhof se convierte en un espacio para el cine al aire libre frecuentado por familias.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=lAeq781m4hs]
Se respira un ambiente alternativo, algo diferente a lo que suele ser habitual en la mayoría de barrios muniqueses.
Más información:
Schlachthof
Zenettistrasse 9
Cómo llegar:
U-Bahn U3 o U6. Parada en Poccistrasse
Autobús 58. Parada en Kapuzinerplatz

Instalado en Múnich en 2011, Jordi (Alcoi, Alicante) es licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Autor del blog Muniqueando y colaborador freelance para varias revistas, ha convertido en profesión su pasión por los viajes (y por Baviera). Es cofundador y guía en Bayern a medida GbR. Docente en la Katholische Universität Eichstätt-Ingolstadt.

Comentarios (2)

  • Estefania

    Hola , puedes explicarme como puedo comprar en este mercado? Y la lonja de flores? Eso de la tarjeta para que sirve y donde puedo comprarla? Sabes el nombre de las tiendas que venden a particulares ? En sabados también se puede ir? Muchas gracias

    reply

Deja tu comentario