Feinkost al Forno

El Feinkost al Forno es un sorprendente comercio de productos importados de Italia que cada día se convierte en una especie de restaurante improvisado. Excelentes precios y buena comida en un ambiente difícil de describir, quizás porque no lo hay aquí.

feinkost_al_forno

Carta del Feinkost al Forno. ¿Y el interior? Sorpresa

No me cabe la menor duda de que Feinkost al Forno, una especie de nombre de marca blanca, es uno de los comercios de alimentación más singulares de todo Múnich. A pesar de que lo tengo enfrente mismo de mis narices, no lo hubiese reconocido si no hubiese sido por la invitación, ya hace meses, de la también bloguera y curiosísima Marta Montalvo.

En absoluto llama la atención desde la calle, esta pequeña tiendecilla de barrio rotulada con los colores de la bandera italiana, que más bien parece el badulaque de Apu que un lugar en el que encontrar productos importados desde Italia.

En todo caso, si merece una tremenda recomendación, no es por sus galletas Molino Bianco a cuatro euros el paquete, sino por su curiosa transformación diaria, por un rato a mediodía, cuando se llena de trajeados en mittagspause y se convierte en un minirestaurante italiano de lo mejorcito.

Por un rato, y siguiendo a rajatabla los mandamientos del bueno, bonito, barato, corren por el pequeñajo local los platos de lasaña, canelones vegetales, pizzas y hasta los antipasti. El matrimonio siciliano que lo atiende, que a priori parece llegado de algún lugar de Asia, sirve los encargos con cierta parsimonia aportando otra nota más de color.

Aún así, la recomendación no es colorista sino todo lo contrario: los precios son excelentes –rara vez suben de los ocho euros– la comida es muy buena y sin duda está preparada a diario por la misma familia. Ofrecen algunos complementos curiosos: como agua del grifo o pan gratis. Eso sí, estamos hablando de un lugar indicado para lo que busquen algo barato en Neuhausen, ni tiene las condiciones de un restaurante ni lo pretende.

De cara al verano, es una fantástica opción para encargar algo de comida para llevar y hacer un picnic en el relativamente cercano jardín de Nymphenburg.

Lasaña boloñesa para llevar

Lasaña boloñesa para llevar

Como pegas, a parte de la lógica incomodidad de las instalaciones, el horario, que aquí no tiene nada que ver con la tienda de Apu, el de los Simpson. Abren de lunes a sábados de 10 a 20 horas. Por si a alguien le queda la duda: tienen aseos.

Nota final: queda bastante claro que esta tienda está entre mis preferidos pero no hay que olvidar lo que es, un pequeño comercio de barrio al que no conviene peregrinar a riesgo de quedar despagado. Es bueno simplemente si nos coge de paso.

“Un rato al día, minirestaurante italiano de lo mejorcito; el resto, una especie de badulaque de Apu siciliano

Más información:

Donnerbergerstrasse 9c (a unos metros de Rotkreuzplatz)

Abierto de lunes a sábado de 10 a 20 horas.

Cómo llegar:

U-Bahn, U1 parada en Rotkreuzplatz

Anuncios

  1. Ay, acabo de ver mi nombre aquiiii, como molas Jordi!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: