La ciudad

Capital de Baviera y tercera ciudad más poblada de Alemania, Múnich es mucho más que un importante eje económico germano. Es una de las urbes europeas con mayor calidad de vida, ciudad cervecera, de tradiciones, donde se sienten los Alpes.

La columna de María y el Neues Rathaus, en Marienplatz

La columna de María y el Neues Rathaus, en Marienplatz

Múnich es la capital del Estado federado de Baviera y, tras Berlín y Hamburgo, la tercera ciudad de Alemania por número de habitantes –1,4 millones aprox., diciembre de 2012-. Según diversos estudios, es una de las urbes con mejor calidad de vida de Alemania y de toda Europa.

Atravesada por el río Isar y ubicada a los pies de los Alpes, su clima continental es relativamente variable con inviernos fríos y un elevado índice de precipitaciones.

Es una ciudad tranquila y verde, donde se respira un ambiente sosegado pero cosmopolita, influenciado por las numerosas empresas supranacionales con sede en ella. No en vano, importantes firmas germanas como BMWSiemens AG o Allianz están ubicadas en Múnich, que tiene uno de los índices de desempleo más bajos de todo el continente –4,9%, diciembre de 2012-.

Se estima que en la actualidad uno de cada tres habitantes son o provienen del extranjero, sin que se haya desdibujado a día de hoy el pronunciado carácter bávaro que se respira en la calle.

Salpicada de grandes parques y perfectamente comunicada por carriles para bicicletas, Múnich es la sede de importantes clubes deportivos, como el FC Bayern, y acogió la celebración de los Juegos Olímpicos de Verano en 1972.

En cuanto al arte y la cultura, si bien no destaca en la actualidad por sus movimientos urbanos y cultura alternativa, amaga interesantes propuestas en todos los campos. Cuenta con numerosos museos, centros de arte y galerías, especialmente concentrados en la denominada Kunstareal donde encontramos entre otros las tres pinacotecas –Antigua, Moderna y Contemporánea. También acoge espacios de primer orden para la música y el teatro, como el Nacional o el de Cuivillés, además de un puñado de locales que celebran conciertos de música rock, pop o jazz de forma regular.

Asimismo, es una de las ciudades germanas más turísticas. En este sentido, destaca la celebración del Oktoberfest, la fiesta de la cerveza que cada año congrega a unos seis millones de visitantes durante unos días, a finales de septiembre.

Al margen de la Oktoberfest, Múnich y Baviera son todavía hoy puntos de referencia en la industria cervecera alemana. Los seis fabricantes localesAugustiner, Hofbräuhaus, Hacker-Pschorr, Paulaner, Löwenbräu y Spaten-Franziskaner- están representados por toda la ciudad permanentemente a través de las numerosas cervecerías, en la que también se sirve comida tradicional bávara – salchichas, codillos o pollo asados acompañados de verduras y bretzel, aderezados con salsas como la mostaza dulce.

Más allá de las cervecerías, Múnich acoge hoy numerosos restaurantes de cocina internacional, así como decenas de cafeterías y pastelerías con encanto repartidas por sus diferentes distritos -entre los más dinámicos hoy en este sentido, Glockenbach, Maxvorstadt, Haidhausen, Schwabing o el pequeño Westend. En mercado al aire libre de Viktualienmarkt, comercios tradicionales como el de Dallmayr o el renovado Scrannenhalle son paradas interesantes para los visitantes interesados en la gastronomía.

Para aquellos que persiguen el diseño o la arquitectura contemporánea, la ciudad de Múnich oferece interesantes espacios exteriores e interiores. A pesar de que a menudo se la acusa de conservadora también en este campo, cada día son más las actuaciones de arquitectura contemporánea que encontramos. El estadio Allianz Arena o la galería comercial Fünf Höfe son dos ejemplos a la vista de todos, si bien existen numerosas actuaciones de vivienda residencial o espacios para oficinas menos populares pero no por ello menos interesantes.

Historia
Fundada en 1158
 como un paso de peaje en la ruta de la sal desde la vecina Salzburgo y otras plazas germanas, pronto se convertiría en ciudad real, al establecerse en Múnich de forma permanente la dinastía de los Wittelsbach. Esta familia gobernaría durante siglos la ciudad y Baviera – reino independiente del Sacro Imperio Romano Germánico a partir de 1805-, hasta la llegada de la República al término de la Primera Guerra Mundial. Su imprenta se puede reconocer todavía hoy en numerosos edificios civiles, iglesias y palacios, como la Residenz o el Schloss Nymphenburg.

Con la República de Weimar y la llegada de tiempos convulsos para la joven Alemania, Múnich se convertiría en los años 20 en foco de protestas y movimientos de rechazo a las condiciones impuestas al país tras la Gran Guerra. En 1923 vivió el conocido como Golpe de la Cervecería y asisitiría posteriormente al auge del nazismo hasta convertirse en la denominada Capital del Movimiento. En la localidad vecina de Dachau se levantaría en 1933 el primer campo de concentración nazi, en el que perecieron unas 40.000 personas hasta 1945. En el mimso lugar perdura hoy un museo y un memorial.

Tras sufrir intensos bombardeos aliados durante la Segunda Guerra Mundial, los cuales llegaron a destrozar hasta el 80% del casco histórico, Múnich fue sometida a un intenso proceso de restauracón durante la posguerra.

Conocida con el sobrenombre de Capital secreta de Alemania durante la Guerra Fría -con Berlín dividida y la capital federal en la pequeña Bonn-, la ciudad protagonizó una etapa de gran desarrollo económico en la segunda mitad del siglo XX, hasta nuestros días.

En los últimos años, también en la actualidad, ha estado gobernada por una coalición entre el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y los Verdes, con Christian Ude en la Alcaldía desde 1993. Por otro lado y como capital del estado libre, es la sede del Gobierno y el Parlamento de Baviera.

Más información:

Bayerischen Landesamts für Statistik und Datenverarbeitung

Web oficial de Múnich: www.muenchen.de

*primera actualización, enero de 2012; última actualización, 14 de enero de 2013
Anuncios

  1. Hola, buena guía sobre Múnich y felicidades por el Blog, me gusta!
    Saludos!

  2. Hola, buena guía sobre Múnich. He aprendido algunas cosillas.
    Gracias por le info que comentas por aquí.
    Saludos!

  3. Pere Homs

    Hola Jordi. Imagino que recordaràs la visita guiada a la ciutat que vas fer el dia 1 de novembre a un grup de 13 catalans. Jo sóc un dels integrants del grup i et volia dir que ens va agradar moltíssim la visita que ens vas fer i que tothom va coincidir a l’hora de destacar la teva professionalitat i bon fer. Moltes gràcies per tot i si un dia tornem a aquesta magnífica ciutat no dubtis que ens tornarem a posar en contacte amb tú. Alguns de nosaltres ens vem quedar amb les ganes de fer la ruta guiada del III Reich. Salut !

    • I tant que me’n recorde de vosaltres Pere i de la cerveseta d’última hora (i de la victòria posterior al derbi del Barça contra l’Espanyol!). Què crac! Això mateix, ens veiem a Munic o bé al Maresme 😉

  4. Mercedes

    Que buena guía, he recabado muchas ideas de tu página para mi próximo vaje ala ciudad durante el puente de diciembre. Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: