Historia de la Oktoberfest

Que Múnich es el origen de la Oktoberfest es de sobras conocido, entre los amantes de la cerveza. Lo que no todos saben es que todo empezaría con la celebración de la boda entre un príncipe bávaro y su prometida.

12 de octubre de 1810. Ese día y no otro aguarda el origen de la Oktoberfest, la gran fiesta de la cerveza que se desencadenaría con un propósito bien diferente al actual, a partir de la celebración de la boda entre el príncipe bávaro Luis I y su prometida Teresa de Sajonia. Tras aquella alianza real, tendrían lugar cinco días de festejos de los que participaría el pueblo y que terminarían en una gran carrera de caballos en un vasto campo a las afueras de la ciudad de Múnich.

Tal fue el éxito de aquella monumental celebración, también para la familia Wittelsbach, que se optó por repetirla al año siguiente, empezando así una tradición de sobras conocida y que actualmente congrega a más de seis millones de visitantes durante algo más de dos semanas. Son los invitados que viene recibiendo Múnich en las última ediciones de la Oktoberfest, en las decenas de carpas dispuestas en el TheresienwiesePrado de Teresa-, conocido por los lugareños como Wiesn.

(Inauguración de la Oktober de 2008. /IMAGEN: CC)

La llegada de la cerveza
Sería en la edición de 1818 cuando tendría lugar la entrada de tabernas cerveceras en el festival, si bien no sería hasta 1896 que las cervecerías empezarían a disponer grandes carpas similares a las actuales.

Por el camino, el crecimiento imparable de un gran evento que en 1835 conseguiría congregar a 100.000 visitantes. Sus principales atractivos, por entonces y durante todo el primer centenario, las ferias agrícolas, atracciones circenses y pequeños puestos gastronómicos.

(Carpa Schottenhamel, 1896. /WEB)

Cambio de fechas
Con la popularización de la celebración, que a finales de siglo XIX recibiría el nombre formal de Oktoberfest, las fechas se irían prolongando a la vez que se desplazarían en el calendario hacia delante, en busca de una climatología más favorable.

Así, actualmente la Oktoberfest se celebra durante dos semanas y tres fines de semana, a partir del primer sábado después del 15 de septiembre –esto se instauró en 1872-, de forma que siempre se adentra en el mes de octubre, del que toma su nombre. En 2012, el calendario señala el 22 de septiembre como día de inicio, con clausura el 7 de octubre, primer domingo.

O’zapt is!
Desde mediados del siglo XX, la Oktoberfest empieza formalmente al grito de “O’zapt is!”, que significa literalmente “Ya está abierto!” y hace referencia a la apertura del primer barril de cerveza. Fue el alcalde Thomas Wimmer el que instauró esta tradición, por la cual cada año es el regidor de la ciudad el encargado de destapar el primer barril de cerveza mazo en mano, en un acto celebrado a las 12 del mediodía.

Unos años más tarde de la instauración de la apertura del primer barril, en la década de los 60, la macrofiesta quedaría configurada al 100% tal y como la conocemos hoy, con la desaparición definitiva de las carreras de caballos.

Incidencias
La Oktoberfest cayó en del calendario en catorce ocasiones en el siglo XX como consecuencia de sendas guerras mundiales y otros contratiempos. La edición de 1980 es tristemente recordada, por la explosión de una bomba en un atentado el 26 de septiembre. El artefacto explosivo, colocado por el radical de extrema derecha Gundolf Köhler, provocó la muerte de trece personas –entre ellas, el mismo terrorista- e hirió a otras 200, 68 de las cuales gravemente.

Actualidad
Augustinerbrauerei, Hacker-Pschorrbrauerei, Löwenbrauerei, Paulanerbrauerei, Spatenbrauerei y Staatliches Hofbräuhaus. Son las seis grandes cerveceras contemporáneas con sede en Múnich y las únicas autorizadas a servir cerveza en el festival. Ellas son las responsables de montar las diferentes carpas que configuran la Oktoberfest y en las que se sirven las diferentes variedades de sus marcas –entre las que se incluyen cervezas de trigo como la Franziskaner-. Cabe señalar además que durante el tiempo de Wiesn fabrican una cerveza especial, con una graduación ligeramente superior a la habitual –entre 6 y 7%-.

Se estima que en total se consumen más de seis millones de litros de cerveza –tantos como visitantes-, que en 2012 se sirven el precio oficial de 9,5 euros –no se suele devolver cambio-. La gastronomía bávara y la música folclórica acompañan a la cerveza como elementos de interés en las diferentes carpas, pobladas por miles de personas masivamente vestidas con los trajes regionales de Baviera – Dirndl y Lederhosen-.

Con la entrada del siglo XXI, cada año se supera la citada cifra de seis millones de visitantes, que en 2011 alcanzó el récord de 6,9. La mayoría son alemanes, si bien llegan a Múnich viajeros de todos los rincones del planeta. Especialmente significativa fue la edición de 2010, en la que se celebraría el 200 aniversario de la Oktober.

(Interior de una carpa. /DIGITAL CAT CC)

(Atracciones de feria. /DIGITAL CAT CC)

Más información y referencias:

Oficina de prensa virtual sobre Oktoberfest en la web oficial de Múnich, muenchen.de (documentos en inglés)

Anuncios

  1. Montse

    Muy interesante. Gracias. Servus.

  2. Pingback: die Wiesn | querido diario de a bordo..

  3. Pingback: Die Wiesn - La libreta roja - querido diario de a bordo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: